El teléfono más esperado del año debe llegar por septiembre con un rediseño completo. Se cree que Apple está trabajando para que funcione tanto en la red GSM y como en la CMDA. Fuentes de la industria aseguran que tendrá una mejora en el procesador -ahora será el A5, doble núcleo-, para no quedar a la saga de los teléfonos Android. Debe traer además una mejora en los gráficos integrados y el procesador de video, que permita grabaciones de video en 1080p. y Se espera que la cámara sea de al menos 8 megapixeles, que ya es prácticamente standard en la industria. Por supuesto, habrá un rediseño de la antena que tantos problemas ocasionó en el lanzamiento del iPhone4.