sex.com, Los mejores dominios y sus historias // © Allison Michael Orenstein/Getty Images

Ampliar imagen

sex.com, Los mejores dominios y sus historias

Los dueños de la empresa Escom se las daban muy felices cuando en 2006 adquirieron por 14 millones de dólares el rentable dominio Sex.com a Gary Kremen, fundador de portales como Match.com, por los jugosos beneficios que esta web les podría reportar al rematarla en una subasta.
Pero esas ilusiones se fueron al traste el pasado mes de marzo cuando un juez suspendió hasta nueva orden la puja por Sex.com por intermediación de los acreedores de Escom, quienes presentaron una solicitud de bancarrota involuntaria contra la actual propietaria del dominio más caro de la historia, a la que acusan de adeudarles 10 millones de dólares.
Las firmas acreedoras iEntretaiment, Accounting Matters.com y Washington Tecnology Associates alegaron en ese momento que la subasta habría mermado el valor de los activos de Escom.
Mientras el caso se resuelve en los tribunales, la organización Personas a Favor de un Trato Ético a los Animales (PETA) quiso sacar tajada de la paralización de la licitación y pidió a Escom que les done el dominio para promover los beneficios que la dieta vegetariana aporta a la vida sexual, una donación que a Escom le supondría una desgravación fiscal de unos 50 millones de dólares, el valor estimado de Sex.com.
Las últimas noticias en torno a este entuerto apuntan a que el empresario Mike Mann ha aceptado la petición de PETA siempre que el IRS reconozca la operación como una deducción de impuestos.