© Yellow Dog Productions - Getty Images

Para algunos su personalidad no tiene nada que ver con la profesión que ejerce, mientras que para otros, son los valores, las virtudes y los "defectos" que se requieren en éstas lo que los inclinan a seleccionarlas; en todos los casos las características personales están interrelacionadas con las profesiones vocacionales ejercidas.