Este mes, el cerebro del feto se desarrolla rápidamente, y todos su órganos, salvo los pulmones, están maduros. Un feto de 8 meses mide entre 16 y 18 pulgadas de largo y pesa alrededor de 4 a 6 libras. A medida que el futuro bebé crece, el espacio en el útero pasa a ser escaso. Las futuras madres todavía pueden estar seguras de que sentirán un par de codazos todos los días, pero las vueltas carnero deberían detenerse hasta el día del parto. ¿Otros cambios interesantes durante este período? Las uñas del feto ahora llegan hasta más allá de la punta de sus dedos y su piel comienza a suavizarse.

Atención futuras mamás: La próxima vez que comience a preocuparse pensando que su bebé nacerá con 12 dedos y dos narices, relájese. Las estadísticas están a su favor. Entre 96 y 97 de cada 100 bebés nacen sanos, según lo que se informa en el sitio web del Children's Hospital Boston. E incluso cuando los bebés nacen con algún defecto, los médicos a menudo pueden curarlos con facilidad o corregir el problema (como en el caso de la sindactilia o el dedo meñique adicional).