Amamantar es alimentar a un bebé con la leche de los pechos de la madre. Usted puede alimentar a su bebé directamente de su pecho. También puede bombearse los pechos para extraer la leche, colocarla en un biberón y alimentar así el bebé. Pero extraerse la leche no ayuda tanto a mantener la producción de leche. Los médicos recomiendan amamantar durante 1 año o más. Pero el bebé se beneficia de cualquier período de amamantamiento que usted pueda darle.

La leche materna es el alimento perfecto para el bebé.Es el único alimento que necesita el bebé hasta los 4 a 6 meses de edad. No necesita darle al bebé otro alimento, agua ni jugo. Después, poco a poco empezará a amamantarle menos, cuando el bebé empiece a comer otros alimentos. Pero siga amamantándole todo el tiempo que el niño y usted quieran. Su bebé sigue recibiendo de la leche materna beneficios para la salud después del primer año.

El amamantamiento reduce en su hijo el riesgo de muchos tipos de infecciones y alergias. La leche materna también ayuda a proteger a su hijo de algunos problemas de salud, como eccema, obesidad, asma, diabetes y posiblemente alta presión arterial.

En comparación, la leche de fórmula no ayuda a proteger al bebé de infecciones y otros problemas de salud.

Si usted amamanta, podría recuperarse más pronto del embarazo, el trabajo de parto y el parto. También podría reducirse su riesgo de tener cáncer de seno y diabetes más adelante.

¿Es difícil amamantar?
Amamantar es una habilidad que se aprende: con la práctica usted lo hará mejor. Podría haber ocasiones en que sea difícil amamantar. Las primeras 2 semanas son las más difíciles para muchas mujeres. Pero no se dé por vencida. Puede superar la mayoría de los problemas. Los médicos, enfermeras y especialistas en lactancia pueden ayudarle. También sus familiares, amigos y grupos de apoyo de lactancia pueden ayudarle.

¿Cómo planeo el amamantamiento?
Planee con anticipación, antes de que nazca su bebé. Aprenda todo lo que pueda acerca de la lactancia. Esto le facilitará el amamantamiento.

  • Hable con su médico sobre la lactancia. Programe un examen con su médico a principios del embarazo. Antes de la primera visita, ponga por escrito todas sus preguntas e inquietudes sobre el amamantamiento. Eso le ayudará a recordarlas al hablar de ellas con su médico. Asegúrese de que su médico sepa acerca de cualquier reducción de pecho, implantes, biopsias y otros tipos de cirugía de pecho que usted haya tenido.
  • Aprenda a amamantar. El personal del hospital y de los centros de partos puede ponerle en contacto con especialistas en lactancia, que pueden ayudarle a aprender a amamantar. Mientras esté embarazada puede tomar un curso de amamantamiento. Asimismo, consiga un libro sobre lactancia para consultas rápidas. Pídale más ideas a su médico.
  • Planee para los momentos en que usted necesite ayuda. Piense en alguien con quien pueda hablar o que pueda venir a ayudarle a lograr una lactancia eficaz después de que nazca su bebé. Muchas mujeres reciben ayuda de sus familiares y amigos. Antes de tener al bebé, hable con sus familiares y amigos sobre sus planes de amamantar y dígales que su apoyo será importante para usted. También piense en unirse a un grupo de apoyo de lactancia. Después de que nazca su bebé, usted podría sentirse más "conectada" si habla con otras madres lactantes. También podrían resolverse mutuamente las dudas que tengan sobre cuestiones de lactancia.
  • Compre equipo de lactancia. Es posible que necesite artículos de lactancia después de que nazca el bebé. Por ejemplo, las almohadillas de pecho, la crema para los pezones, las almohadas adicionales y los sostenes de lactancia son muy útiles. Puede comprar estos artículos con anticipación. También es buena idea comprar o rentar un sacaleches para tenerlo a la mano cuando lleve al bebé al hogar. Extraerse la leche puede ayudar a aliviar el dolor y la presión cuando fluye la leche. Y le permite guardar la leche adicional para uso futuro.


¿Con qué frecuencia necesito alimentar a mi bebé?
Alimente a su bebé siempre que él o ella tenga hambre. En las primeras 2 semanas, el bebé se amamantará cada 1 a 3 horas, aproximadamente. Este horario puede hacer que usted se sienta muy cansada. Pero sepa que su bebé pronto empezará a comer más en cada sesión y usted no tendrá que amamantarle tan seguido.

Planee los momentos en que usted estará separada del bebé. Use un sacaleches para extraerse leche con anticipación. Puede guardarla en el refrigerador o congelador para cuando alguien más esté cuidando del bebé.

¿Durante la lactancia puedo comer y beber como antes del embarazo?
Cualquier cosa que usted meta en su cuerpo puede pasarse al bebé en la leche materna. Si está amamantando, no beba alcohol, ni tome drogas ni fume. Antes de tomar cualquier tipo de medicamento, hierba o vitamina, pregúntele al médico si es seguro hacerlo.

¿Cuándo debo llamar a mi médico?
Háblele a su médico de inmediato si usted tiene problemas y no sabe qué hacer. No tenga miedo de llamarle aunque no sepa precisamente que es lo que le está molestando. Su médico está acostumbrado a que le llamen los padres de recién nacidos. Le puede ayudar a averiguar si hay un problema y, si lo hay, a solucionarlo.