Se están cultivando berenjenas con una mayor concentración de polifenoles, componentes que tienen influencia en el retraso del envejecimiento, ayudan a controlar la hipertensión, a reducir los niveles de colesterol en sangre y a prevenir determinados tipos de cáncer.