Elianne E. González

Pregunta: "Tengo una sociedad con un colega pero siempre me siento que yo soy la que trabaja y mi "socio" no hace su parte. Estoy pensando en separarme, pero ¿cómo hago para disolver una sociedad?"

Respuesta: El mejor momento para pensar en qué hacer para disolver una sociedad o cerrar un negocio es al momento de formarla. Nada en este mundo es eterno, así que cuando estés comenzando tu empresa debes hacer un apartado y considerar qué pasaría si tienes que cerrar las puertas o terminar la sociedad que estás estableciendo en ese momento.  No pienses en esta previsión como un mal augurio para tu negocio o una pérdida de tiempo en aspectos pesimistas. El éxito y el fracaso son dos caras de la misma moneda, así que ambos temas deben considerarse con igual dedicación. Por eso es que no debes sentirte mal si las cosas no están funcionando. Como en todas las relaciones humanas, si no te llevas bien con la gente a tu alrededor el trabajo se convierte en un tormento y nadie puede prosperar e innovar con esa energía negativa. En cualquier caso es recomendable que hables con tu contador y con el asesor legal que te ayudó a iniciar la entidad, sea una sociedad o una compañía. Tendrás que determinar los mecanismos de cierre que se ajusten a las exigencias legales del estado y para ello seguramente vas a necesitar alguien que conozca estos muy a fondo. Además, es muy importante que se prepare la declaración de impuestos final correspondiente de la empresa, y no solo la federal, sino también los impuestos de nómina y los estatales (por ingresos, impuestos a las ventas o sales tax, aportes al programa de desempleo, etc.). Por lo general al establecer una sociedad deberías haber preparado algún tipo de documento en el que se establecían las proporciones de intereses (el porcentaje de la participación de cada uno), los recursos que estaban aportando, las deudas, la distribución de los ingresos y otros activos, etc. En este documento también debiste incluir algún procedimiento que ilustre qué pasos se llevarán a cabo para finalizar la relación: quién se ha de quedar con qué o si se ha de vender todo y repartir lo recuperado.  

¿Cómo puedo disolver una sociedad?  © Thomas Northcut Getty Images

Otras veces la razón de la separación es por causa del fracaso total y la declaración de bancarrota parece ser el último y el único recurso. También en estos casos es importante que se establezca de antemano el grado de responsabilidad de cada individuo de la sociedad, quien asistirá a la audiencia de la bancarrota, quien se hará cargo de preparar la documentación, los impuestos finales, etc. El proceso de bancarrota no es una situación agradable o sencilla por lo que es totalmente recomendable que esté en manos de un experto legal confiable y conocedor de cuenta para que no te halles sin saber que hacer y luego sufrir los resultados de esa ignorancia. En ocasiones si la decisión es de mutuo acuerdo y amigable, el proceso se limita a varias actividades administrativas, entre las que necesitas considerar: El anuncio del cierre de la empresa o su disolución a los clientes y empleados.La determinación del cierre legal de la empresa elaborando la última declaración de impuestos federales y de todos los otros compromisos fiscales (Seguro Social, desempleo, aportes a fondos de pensión, etc.).La venta de activos pertenecientes a la empresa (propiedad de la empresa como bienes raíces y bienes activos no inmobiliarios), así como lo que se conoce como Good Will o “valor agregado del negocio”. Liquidación de las cuentas pendientes y por pagar así como cierre de contratos de alquiler, servicios públicos, empleados, proveedores.El establecimiento de las reservas necesarias para el pago de servicios durante la liquidación, cierre o bancarrota de la sociedad, así como el cierre de las cuentas bancarias y otros activos. Probablemente tu plan de negocio te puede servir también como guía a la inversa en el momento que veas necesaria hacer una separación empresarial. Ahora bien, si te separas de tu socio pero mantienes el negocio por tu cuenta, lo constituyes en una corporación o una corporación de responsabilidad limitada, o algunos accionistas dejan la empresa, es posible que para los cambios sea necesario obtener un nuevo número federal de empleador o EIN. Para estar claro con respecto a esto, lee con detalle la sección sobre cómo solicitar un nuevo número, en esta sección del IRS