Lo esencial de… montar un restaurante.  © Zave Smith AGE Fotostock

Seguramente habrás escuchado que los negocios que tienen que ver con restaurantes son bien sacrificados y que para que tengan éxito exigen prestar una calidad de servicio excelente que se refleje en la comida y en la atención al cliente.  Ya sea que adquieras una franquicia, que crees el nombre y la reputación de tu propio restaurante o que adquieras un negocio ya establecido, en cualquier caso necesitas contar con la disciplina y dedicación necesarias para llevar con éxito esta nueva aventura. Te diremos paso por paso los elementos más importantes al momento de sentarte a analizar tus posibilidades reales de abrir un restaurante. 

Saca todas esas maravillosas ideas que tienes en tu mente y ponte solo o con alguien de confianza a colocarlas todas sobre papel. No importa que en un principio estén un poco desorganizadas. Lo importante es irlas escribiendo y luego las vas priorizando hasta lograr el orden deseado y más lógico. No te olvides de incluir en tu plan los siguientes aspectos: el tipo de comida y cómo piensas ofrecer el servicio a tus clientes; si vas a trabajar solo, define tu papel dentro del restaurante, si vas a arrancar el negocio con otras personas, también deja clarificado la función de cada uno de ellos. Deberás definir tu mercado; aporte de dinero para arrancar el negocio y un fondo para sustentarse mientras va generando sus propias ganancias, así como elaborar un pronóstico de un estado de ganancias y ventas; y un plan de mercadeo para dar a conocer tu nuevo negocio y ofrecer incentivos que atraigan a una nueva clientela.