Establecer salarios, comisiones y rentas de espacios con los estilistas. Existen varias formas de establecer una relación de trabajo con los estilistas. Una consiste en que los estilistas te alquilan el especio donde trabajan y todo lo que producen es para ellos. Y otra en la que trabajan por un porcentaje (generalmente es un 60% para el peluquero y 40% para la peluquería), y cuyos porcentajes finales también pueden variar si ellos utilizan sus propios productos o si utilizan los productos de la peluquería.  Lo negativo de que los estilistas y peluqueros alquilen el puesto de trabajo es que puede interferir con la decoración y estética del lugar que tú hayas creado. También produce conflictos mayores porque se sienten como dueños de ese espacio. 

Entrenamiento del personal. El personal aparte de ser altamente calificado, debe estar entrenado y orientado a entender las necesidades del cliente y a respetar sus solicitudes. En especial cuando se trata con estilistas, son artistas que les gusta expresar y llevar a cabo sus creaciones, pero deben también respetar las exigencias y necesidades de los clientes.  Por eso es básico que el dueño o la persona encargada del negocio pueda entrenarlos y orientarlos en este respecto. Recuerda que si tú no tienes el entrenamiento de un estilista, necesitarás tener a alguien con dicha capacidad para ayudar al personal y entrenar a los más novatos. 

* María Mercedes Tenorio es columnista, escritora y agente de bienes raíces licenciada en el estado de Florida. Puedes ver más de sus artículos en www.saberdedinero.com. El contenido de este artículo no pretende servir de asesoría financiera o fiscal.

ENLACES RELACIONADOS: Small Business Administration
www.sba.gov/starting_business/startup/guide.html