Alejandro Sanz: Manuela y Alexander // © AP Photo/Evan Agostini

Ampliar imagen

Alejandro Sanz: Manuela y Alexander

El cantautor de "Paraíso Express" tiene su propio paraíso personal cuando comparte con sus hijos Manuela (9) y Alexander (7), con quienes le encanta navegar en su propio yate en Miami Beach o ir de compras en Madrid: "También me gusta inventarles cuentos en versos sobre el tema que ellos elijan... Cuando viajo les compro alguna ropa, pero hoy día los niños saben muy bien lo que quieren, saben más de moda que uno, saben lo que combina y trato de no meterme mucho en eso." En lo que sí se mete es en la música que escuchan juntos, y por eso, cuando está con ellos le gusta cantarles, tocar al piano en su compañía, la guitarra, y su nena Manuela ya toca sus primeras piezas en violín, mientras que Alexander ya demuestra su inclinación por el hip hop. "Me la paso muy bien con ellos. Soy de conversar mucho con ellos. También les he enseñado el poder de la risa, cuando hay algo que les da miedo siempre les digo que prueben a reírse fuerte, que el miedo le tiene miedo a la risa, le tiene miedo a la felicidad. Lo que más me gusta es que han entendido el mensaje, o al menos que he intentado comunicarlo." No se podía esperar menos de un filósofo de la vida tan astuto como Sanz.