La piñata // © EFE

Ampliar imagen

La piñata

Junto al pastel, el otro elemento imprescindible en cualquier fiesta infantil es la piñata. Los niños se reirán tirando de las cintas y descubriendo las "chucherías", dulces y pequeños obsequios y juguetes como silbatos, serpentinas y pelotitas que vienen en su interior.

Los platos, los vasos y los cubiertos de plástico: no se rompen y al acabar la fiesta no hay que lavarlos, ¡hay que simplificar, no es necesario trabajar el doble! Elígelos de colores o dibujos graciosos, gruesos y resistentes, para que sea más difícil que a los niños se les vuelque la comida.