Acéptate tal y como eres y saca lo mejor de ello. No malgastes tu vida intentando cambiar imposibles. "A mí también me habría gustado ser alto y tener una nariz importante", cuenta Armani.