Wed, 11 Jul 2012 19:15:33 GMT | Por Carlos Ré

Los nuevos básicos de belleza: El Primer

Las doce y treinta del mediodía; sacas del bolso el espejo compacto lo abres y, ¡oh sorpresa! 45 minutos que has invertido esta mañana en maquillarte han sido un completo desperdicio de tiempo (como ayer y anteayer), el maquillaje ha desaparecido.


Mujer latina sonriente (© Getty Images)

La costumbre usual para fijarlo en casos de emergencia es sacar el polvo compacto y tratar frenéticamente de eliminar los brillos. Acentuando con esto un aspecto arenoso que es poco favorecedor.

El secreto del la duración y quien te ayudará a conservar y no malgastar esos preciados minutos frente al espejo (que podrían haberse aprovechado con la almohada) es el PRIMER.

Partimos de que tenemos una piel limpia e hidratada. El PRIMER es un producto similar a un hidratante que dependiendo de las necesidades de tu piel te ayuda a combatir el exceso de grasa, minimizar los poros, aliviar irritaciones y preparar una base en la que tu maquillaje pueda aplicarse con la seguridad de que no se esfumará en unas horas.

En el mercado puedes encontrar una variedad amplia, la mayoría de las firmas de cosméticos lo ofrecen. Con el PRIMER te recomiendo no escatimar, puedes probar varios y consultar en las tiendas hasta encontrar el indicado. Cuando lo encuentres ¡ve a por él!

PRIMER y un corrector es todo lo que necesitas para conseguir un rostro fresco y natural. Esta rutina es súper recomendable para mujeres con poco tiempo para dedicarlo al espejo. Una pequeña cantidad aplicada con las yemas de los dedos ayudara a mejorar el aspecto de los poros abiertos, controlará el exceso de grasa durante el día y te dará una sensación sedosa. Si tienes unos minutos más un corrector en crema aplicado solo en ojeras e imperfecciones es todo lo que necesitas, en menos de diez minutos estarás lista.

Más publicaciones del autor Carlos Ré

Los nuevos básicos de belleza

0Comentarios

Tendencia