Tratamientos // © EFE

Ampliar imagen

Tratamientos

"En caso de personas con problemas de visión, ceguera o cicatrices, un fortalecimiento de los músculos más profundos de los ojos consigue devolver el volumen natural de la zona que haya perdido densidad por la falta de movilidad", asegura Aurín.

En las parálisis faciales con una mínima sensibilidad, los protocolos de este método, al decir de la experta, "pueden mejorar en un 80 por ciento su movilidad y la expresión de los músculos paralizados y debilitados".

La española Judith Aurín estudió periodismo en la Universidad de México, para luego especializarse en la ciudad norteamericana de Houston en Nutrición, dentro de la rama de terapia encimática y aterrizar posteriormente en la clínica de la andaluza Marbella denominada Incosol, en donde daba cursos de 45 minutos sobre este nuevo método de gimnasia para la cara.

"Este nuevo método de gimnasia facial podría aplicarse también en un futuro tras las operaciones de reconstrucción facial con el fin de mejorar la recuperación de la expresividad natural del paciente", concluye Judith Aurín.